Saturday, June 16, 2007

Democracia... ¿Con monarquía?

En España como en otros paises europeos hay monarquía. En el caso español el monarca es jefe del estado aunque nunca se ha sometido a votación popular, ni siquiera cuando obtuvo ese cargo, fue impuesto al pueblo español por el dictador Franco. Para explicarlo bien hace falta echar la vista atrás, hasta 1931, año en el que se proclama la II República Española. La II República supuso un gran avance para la sociedad española, menos en la etapa en la que gobernó la derecha, desde 1933 hasta 1936. En esos años se construyeron más de 21.000 colegios cuando durante las monarquías anteriores se construyeron solamente 3.000, se expropiaron los territorios a los grandes latifundistas y se dieron al campesino, se redujo la jornada laboral de 12 a 8 horas, se dieron competencias a las diferentes naciones existentes en el estado español, se declaró laico al estado, el gobierno subvencionó caravanas culturales por todos los pueblos españoles donde no llegaba la educación, se renunció a la guerra ...

Todos estos cambios acaban con los privilegios de las clases altas que siempre habían conservado el poder, ahora arrebatado democráticamente por el pueblo, para repartirlos entre el pueblo mayoritariamente pobre. La nobleza, la alta burguesía y la iglesia se aliaron con el ejército para darle un golpe de estado con el general Francisco Franco Bahamonte al frente, a el gobierno del Frente Popular (unión de socialistas, comunistas y anarquistas) que impulsaba todos estos cambios. El golpe no acabó con el gobierno republicano, pero desembocó en la guerra civil que ganaron los golpistas.

La guerra fue muy desigual, a los golpistas, también llamados nacionales o fascistas, fueron apoyados por la Alemania de Hitler y la Italia de Mussolini, en cambio la república fue abandonada por las democracias europeas que preferían un gobierno de corte fascista antes que que la URSS tuviese un aliado en Europa Occidental. La represión de los nacionales fue brutal, historiadores como Ian Gibson la cifran en más de 250.000 personas, aún hoy se siguen descubriendo fosas comunes con cientos de republicanos y anaquistas fusilados por el bando nacional después de la guerra.

Cuando la dictadura llegaba a su fin el general Franco dispuso que su sucesor al frente del estado sería Juan Carlos, actual rey de España. Y así es actualmente, Juan Carlos I es el jefe de estado de España sin ser elegido por nadie, sin someterse a ningún cauce democrático que valide su condición de representante del pueblo. Negando con su existencia una de las máximas de la democracia al estar por encima de la ley (la constitución española así lo dispone), al vivir sin trabajar ni cotizar a la seguridad y recibiendo dinero de los presupuestos generales del estado (dinero producido por el trabajo del pueblo español). No hay igualdad con monarquía.

Los repúblicanos, socialistas, comunistas y algunos movimientos sociales anarquitas están organizados en torno a el movimiento político y social llamado Izquierda Unida ( IU), que apenas alcanza el millón y medio de votos con respecto a los 9-10 millones de votos que cosechan el PP o el PSOE. A parte los medios de comunicación ocultan todos los negocios turbios del rey y sólo sacan su cara más afable, lo que dificulta mucho el camino hacia la III República Federal Española.

Salud y república.